Sony Xperia Z. La apuesta de Sony para el 2013

Sony ha desvelado el que será su smartphone estrella para el 2013 en el CES 2013 de Las Vegas. Se trata del Sony Xperia Z, un móvil con el que Sony pretende hacerse un hueco en el podio de fabricantes de smartphones.

Con este modelo, Sony da el salto por fin a los cuatro núcleos de la mano de Qualcomm con su Snapdragon S4 Pro. Este chipset es el mismo que incorpora el LG Optimus G y el LG Nexus 4. Incorpora una CPU de cuatro núcleos Krait a 1.5GHz, una GPU Adreno 320 y soporte para redes LTE. Además incorporará 2GBs de memoria RAM.

En cuanto a la pantalla, será de 5 pulgadas con resolución Full HD y la tecnología de Sony Mobile Bravia Engine 2, lo que supone un incremento considerable respecto a la generación anterior de smartphones de la marca nipona, tanto en tamaño, como en resolución, aunque no así respecto a la tecnología empleada.

Sony se ha carecterizado por un diseño elegante y distintivo, el cual se puede apreciar en este terminal también. Se trata de un dispositivo fabricado en cristal tanto en la parte delantera como en la trasera, dando lugar a un dispositivo sumergible, aunque quizá dé una sensación de fragilidad.

Y a continuación hablamos de una de las novedades más significativas. Se trata de la batería, que incorpora una tecnología propia de Sony denominada STAMINA, con la que prometen cuadriplicar la duración de la batería mediante el desactivado inteligente de aplicaciones que consumen batería mientras el teléfono está en reposo. La capacidad es de 2330 mAh y habrá que ver los resultados de esta nueva tecnología.

En cuanto a la cámara, incorpora una de 13 megapíxeles. Además, incorpora un sensor Sony retroiluminado y un conjunto de lentes desarrolladas por sony, dando como resultado un conjunto que ha demostrado su excelencia en lo que a cámaras digitales se refiere.

El terminal vendrá con una memoria interna de 16GBs, incorporando además, una ranura para tarjetas microSD.

Será lanzado con Android 4.1.1, aunque se espera una actualización inminente, y también incorporará lo último en lo que a conectividad se refiere. (4G LTE, bluetooth, NFC, Wi-Fi…)

Estará disponible en negro, blanco y púrpura y Sony ha anunciado que será lanzado a nivel global en el primer trimestre del año.

En definitiva, un gran terminal que, si cumple lo que promete con la duración de la batería, podría inclinar la balanza en favor de Sony, un fabricante que parece quedarse ligeramente rezagado en la frenética carrera de los smartphones.

Puede dejar una respuesta, o trackback desde su sitio.